Saltar al contenido.

Sin temor a la nueva normalidad: Con amor a las compras y pagos en línea…

Tutorial realizado por nuestro LiquidAmigo Omar Ladrón de Guevara.

Inicio del post

Las compras en línea son actualmente la mejor opción que tenemos los consumidores amantes de las liquidaciones, ya que con tantas restricciones que nos han impuesto en todos los comercios es realmente difícil seguir con el ritmo al que estábamos acostumbrados antes de la pandemia. Y es que los números no mienten, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online las compras de este tipo aumentaron más del 50% en las primeras semanas del mes de abril de 2020 y los supermercados reportan un incremento en sus ventas por internet de más del 100%.

Muchas personas, incluyéndome, aún continuaban arriesgando su salud al asistir con regularidad al supermercado para poder conseguir alimentos y demás enseres necesarios para sobrellevar la tan extendida cuarentena; que haciendo un par de cuentas ya vamos por los 90 días al estar escribiendo esto (y contando…). Lo que me hizo pensar seriamente en recurrir a las compras por internet para poder mantener Susana Distancia, pero al no ser muy tecnológico me vi en la necesidad de pedir mentorías al del hogar, mi esposa (xD).

Lamentablemente, ella me explicó que comprar en línea es la parte sencilla del asunto pues se trata de hacer una búsqueda de lo que quieras para encontrar las diferentes opciones que te ofrecen en el mercado. Existen varias páginas especializadas en la venta en línea cómo Mercado Libre o Amazon; otras que te ofrecen la experiencia virtual de su servicio llámese Liverpool o Sears y están los supermercados que habilitaron sus ventas en línea cómo Walmart o Soriana; en todos estos casos sus páginas cuentan con motores de búsqueda bastante cómodos que te permiten una mejor experiencia de compra.

Todo se complica cuando llegamos a la parte de la seguridad cibernética, pues debemos de tener cuidado de la información confidencial o sensible, principalmente datos bancarios, que ponemos en los diferentes sitios a los que recurrimos para hacer las compras. Para evitar contratiempos me puse a investigar por internet y encontré que existen varias recomendaciones por parte de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana que van desde la verificación de la autenticidad y confiabilidad del sitio, así como de sus políticas de venta y devolución hasta guardar comprobantes o realizar capturas de pantalla de la compra para poder verificar los cargos con tu banco.

Tengo que confesar, que una vez que le perdí el miedo a las compras por internet tomando todas las medidas de seguridad; ya no pude dejar de hacerlo y no solamente eso, sino que además me propuse evitar las filas a toda costa por lo que ahora intento realizar todos mis pagos en línea. Y bueno, hay que ser sinceros, a veces es más cómodo pasar unos cuantos minutos delante de la computadora, el celular o la tableta que realizar un viaje de media hora, si bien te va, formarte amablemente durante otros minutos para que te atiendan de la peor manera posible para poder pagar el agua, la luz o el teléfono.

El otro día, platiqué con mi padre por videollamada y me contaba su ritual que cada mes realiza por su miedo a los pagos en línea: primero al banco, luego a pagar el teléfono, de ahí el internet y la televisión por cable, pasa al CFEMático, termina con los pagos en las tiendas departamentales. Toda una odisea, que se puede simplificar en unos cuantos minutos lo realiza quizá en más de 5 horas de tráfico, filas y malas contestaciones; ocasionando obviamente termine con ganas de hacer nada durante el resto del mes.

Le compartí mis aprendizajes de esta nueva normalidad, pero me costó mucho trabajo explicar cómo pagar en línea todos esos servicios pues cada uno cuenta con diferentes plataformas o aplicaciones y distintos pasos que seguir. Después de mucho batallar encontré el sitio www.pagosenlinea.mx que no solamente explica por medio de tutoriales paso a paso y con imágenes todo el proceso hasta obtener un recibo de pago, sino que también tiene información relacionada con el manejo de cada uno de los sitios web de varios de los servicios que él usa cotidianamente en casa; por lo que no dudé en compartirle el enlace. Básicamente, lo único que debes hacer es ingresar al sitio web, hacer una búsqueda rápida de la empresa cuyos servicios o productos deseas pagar y listo, dejarte guiar por las sencillas e intuitivas instrucciones y tips que ahí nos ofrecen. Chéquenlo, se los recomiendo, les dejo el enlace otra vez: www.pagosenlinea.mx Ya después les contaré cómo le fue el próximo mes.

Creo que después de estas experiencias recientes, las compras y pagos en línea serán un cotidiano en mi vida ya que me han dejado tiempo para dedicarme a otras actividades, por ejemplo, convivir más con mi familia y compartir mi experiencia con todos ustedes. Algo que también aprendí durante esta etapa es que las compras y pagos en línea tienen que hacerse con las debidas precauciones, pero jamás deben de representar un temor para los consumidores. Y ustedes, ¿aún le temen a las compras y pagos en línea?, porque definitivamente eso ya lo dejé a un lado.

Final del post

Visita nuestra sección de tutoriales y entérate de todo lo que necesitas saber:

Comenta esta oferta...